Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Amigos (2)

En ese momento eran ellos y yo, no me importaba lo que pasara en mi alrededor, ya que toda mi felicidad se centraba en un grupo reducido de personas. Y ese grupo de personas conformaban el margen que había entre la realidad y yo.

Amigos (1)

Después de tanto tiempo, empiezas a pensar en pasar de esa gente. Llega un momento en que, sin quererlo te das cuenta que esa gente no te corresponde.
Después de tanto tiempo preocupándote casi a diario por ellos. Demostrándoles tu aprecio. Dedicándoles una sonrisa que nunca fue correspondida. Intentando animarles en sus peores momentos.
Después de todo eso, llega un punto en que te cansas, y cuando crees que la amistad va a seguir durante mucho tiempo, empiezan a pasar de ti. A dejar de dirigirte la palabra. A prometer llamadas que nunca serían oídas.
Después de todo el tiempo que sacrificas para que la relación siga adelante y no se quede en un simple: te conocí durante dos días y ya se me ha olvidado tu cara.
Después de todo esto, empiezas a preguntarte si mereció la pena: a veces piensas que sí, porque aunque sea poco, siempre tuviste la ilusión de que la relación siguiera floreciendo o que simplemente fluyera como el río que no detiene su caudal; pero en otras ocasiones -y estas son las peores-, piensas que todo lo que has hecho para que funcionase no ha servido para nada, y que nada tendría sentido si tú no hubieras puesto tanto interés.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Noches solitarias (4)

+Se busca ... alguien a quien querer, alguien que te quiera tal y como eres, que te abrace en esas Noches Solitarias, que te cuide, que sientas que necesitas estar con ella, que te haga sentir especial.
Pero no quieres abalanzarte, no quieres jugártela con alguien que puede no ser esa persona. Solo quieres encontrar la persona adecuada. Una persona con la que dure mucho tiempo ese sentimiento y cada segundo sin ella sea un mundo para ti.
Ha podido llegar esa persona muchas veces, pero ninguna parece cumplir las cualidades necesarias; aunque dichas cualidades sean pocas y simples...
Acabas cansado de simples rollos que no llegan a ningún lado y en los que no se demuestra ningún sentimiento. Solo el hecho de juntar los cuerpos de ambos y pasar un buen rato.
- ¿Tan difícil es encontrarlo?.
+ Eso parece ...

domingo, 25 de diciembre de 2011

Noches solitarias (3)

Solo por un día, volvamos a ser niños. Esos niños sin responsabilidades, sin prisas para nada, con toda una vida por delante, sin preocuparse de lo que les deparará el mañana. Esos niños sin miedos, protegidos y guarecidos en el seno de una buena familia. Esos niños con sueños. Con muchos sueños. Esos niños que piensan que todo es para siempre y que todo seguirá como el primer día. Esos niños que se querían. Esos niños que se amaban y no sabían lo que hacían. Entonces, volvamos a ser niños para querernos, y poder estar juntos. Aunque al amanecer nos amemos y al anochecer nos separemos, y sea aún peor. Solo porque ese sentimiento perduró, perdura y perdurará indefinidamente en mi, y aunque ese sentimiento no vuelva a renacer en ti. Solo por un día, volvamos a juntarnos. Solo por un día, volvamos a desearnos. Solo por un día vuelve a pedirme que no quieres que nunca me separe de ti. Solo por un día, volvamos a ser niños.

Noches solitarias (2)

¿Mi felicidad? Sería posible si pudiera quedarme mirando su sonrisa durante todo el día.
¿Dormir? Lo menos posible, ya que significaría separarme de ella.
¿Juntos? Ojalá fuera posible. Pero es muy difícil dejar de lado el pasado, y la entiendo.
¿Yo? Intento acordarme de lo que hice, o mejor dicho, de lo que deje de hacer...
¿Feliz? Si, sigo siendo feliz, a pesar de todo, he aprendido a vivir con ello; y lo que más me ayudó fue el regalo que me hizo.
¿Qué cual? Aquel del que se dice que es lo último que se debe perder ante las adversidades. Yo lo perdí hace mucho, pero poco a poco empiezo a recuperarla. Se que no fue su intención hacerme ese regalo, pero me miró a los ojos y con ello me dijo lo que sentía (o lo que yo en ese momento quise que sintiera).

Noches solitarias (1)

Recuerdas aquellos momentos como si fueran únicos, y de una forma u otra, lo fueron, ya que no se han vuelto a repetir desde entonces.
El tiempo te hace pensar, cerrar viejas heridas, abrir otras nuevas. Y todo aquello que en su día fue un todo, lo mejor que te podía haber pasado nunca, ahora se esfuma como si nada, reduciéndose a cenizas. Al igual que un fénix. Pero como sabes, el ave mitológico fénix puede renacer de sus cenizas. Ahora es decisión suya elegir: si quiere seguir manteniéndose como cenizas inertes, o volver a ser aquel bello ave que fue en su día.